jueves, 30 de agosto de 2012

La cultura como factor de desarrollo

Hugo Carrillo, congresista Gana Perú

El pasado 31 de julio en el diario oficial El Peruano, se publicó este interesante artículo: LA CULTURA COMO FACTOR DE DESARROLLO. Comparto plenamente con el autor de la nota Hugo Carrillo Cavero, congresista de la República. En el último párrafo describe realmente lo que viene sucediendo con las direcciones regionales culturales de nuestro país. 

En el distrito azucarero de Casa Grande, a una hora aproximadamente de la ciudad de Trujillo  perteneciente a la Región La Libertad se viene denunciando a través de un medio de comunicación local, la destrucción de ruinas arqueológicas, así como la destrucción de bosques en el sector conocido como EL HIGUERÓN, así como la construcción de una gran represa en una zona considerada como arqueológica.

A continuación el artículo:

En la otrora Villa Rica de Oropesa, no solo se explotaba la minería, sino también fue un centro importante de la producción artesanal en diversas líneas como la platería, talabartería, hojalatería, tejeduría, cerería, bordaduría, herrería, sombrerería e imaginería, que funcionaban en las calles Plateros, Cruz Verde, Liwirco, Santo Domingo y otros.

"Se trata de cautelar y proteger lo autóctono, diciendo no al mercado de la manufactura de las artesanías y, en cambio, fomentar cohesión social en la comunidad, el fortalecimiento de la identidad y, a la vez, generación de ingresos.”

Con el declive de la minería en aquella región, las actividades artesanales también decayeron. Continuando esta tradición, el músico, actor e imaginero huancavelicano Manuel Breña (Cascarita), mediante el uso de las técnicas tradicionales del tallado de maguey o madera, el modelado en yeso y el uso de la tela encolada, está recuperando la imaginería popular, realizando representaciones especialmente de las costumbres y danzas del folklore huancavelicano, como la fiesta "Dulce Nombre de Jesús" con los negritos, el Viga Wantuy, la Danza de las Tijeras, la Fiesta de las Cruces, con su Toro Pukllay, la autoridad comunal Chopcca y otros personajes.

El artista artesano resalta a cada imagen con lujo de detalles, expresando la presencia múltiple de las diversas manifestaciones culturales, identidades locales y las relaciones de poder producto del encuentro entre el mundo andino y occidente en el territorio huancavelicano.

Las expresiones de su arte se pueden apreciar en la Exposición Permanente de la Sala de Imaginería de la Dirección Regional de Cultura de Huancavelica, asimismo sus obras han sido expuestas en el Museo de la Nación con motivo de la Fiesta Patronal de San Francisco de Asís en 2006. En diciembre de 2011, con la obra Nacimiento Chopcca, ganó el primer premio en el 7° Concurso Nacional Navidad es Jesús, organizado por ICTYS.

Ha participado recientemente en la exposición venta de arte popular tradicional Ruraq Maki, Hecho a Mano, en su novena edición organizada por el Ministerio de Cultura, que integran el vasto universo del arte popular peruano de diecisiete regiones del país.

Ha sido una importante iniciativa para entender la cultura como un factor de desarrollo, dejando de lado visiones de la vieja influencia de la antropología norteamericana.

Se trata de cautelar, proteger, preservar, recuperar o mantener lo autóctono, diciendo no al mercado de la manufactura de las artesanías, como si la cultura fuera un ente estático y, en cambio, fomentar cohesión social en la comunidad, el fortalecimiento de la identidad y a la vez, generación de ingresos.

Insistimos en que esta visión implica, considerar la cultura como un factor de desarrollo, que permite ejercitar la cohesión social en la comunidad, el fortalecimiento de la identidad y, a la vez, generación de ingresos.

Finalmente, es necesario señalar la urgencia de contar con un plan estratégico de planeamiento de las políticas culturales del país, culminar el ordenamiento institucional de las direcciones regionales, que marchan sin norte a falta de la definición de competencias  y recursos.

Estas oficinas se han convertido en mesas de parte para el trámite de Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos (CIRA), ante muchos proyectos mineros, telecomunicaciones, inmobiliarios,  viales, líneas de transmisión y centrales eléctricas, ya que este es el requisito indispensable para autorizar el inicio de dichas obras civiles, públicas o privadas, muchas de las cuales lamentablemente se han visto incursas en casos de corrupción.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada